Entradas

Mostrando entradas de agosto 5, 2012

QUÉ SIGNIFICÓ PARA MÍ EL TERCER FESTIVAL NACIONAL DE POESÍA.

Imagen
Cuando muy comencé ésta travesía por el mundo de las letras, las "notas" del facebook fueron mis únicas aliadas para dar a conocer lo que quería exteriorizar, por medio de mi cuenta personal. Tenía un amigo que siempre insistía en que no me quedara con todo éso guardado sólo para mí y para algunos amigos de ésa red social, y que me uniera a colectivos formales de poesía en mi ciudad, Quetzaltenango, para que me diera a conocer. Que dejara de ser poeta anónimo.

Fue así como tuve el primer acercamiento con el Colectivo Metáfora de Quetzaltenango, organizador del Festival Internacional de Poesía de Quetzaltenango "FIPQ" y, por motivos propios de la carrera que culminé, no pude continuar mi estancia con ellos. Decidí sacar mis semestres restantes de arquitectura y pues, culminar ése primer sueño. 

Posteriormente, hace precisamente un año; fui invitado como poeta local por parte del Club de Poesía de Casa Los Altos para incorporarme a su Segundo Festival Nacional, …

LA PÓCIMA.

Fui de visita con el doctor Don Tiempo
A que me diera algún remedio y calmar lo que siento
Pues, ya comenzó Agosto y aún te pienso,
Comenzó Agosto y aún te espero...

Comenzó la lluvia, extraño tus besos,
Vienen tardes frías, añoro tu cuerpo
Ocasos soleados, ansío tu regreso;
Cielos estrellados, mis sueños, mis recuerdos.

La pócima alquimista que Don Tiempo recetó
Incluye en sus menjurjes un poco de alcohol
Pa´cicatrizar heridas y desinfectar el interior
Y otro tanto de hierbabuena pa´alegrar mi corazón.

Una dosis de melancolía pa´olvidarte al otro día,
Un gramo de sazón, pa´que olvide la ilusión
Cinco lágrimas a intervalos, a destiempo;
Lápiz, tinta y lienzo nuevo pa´arrancar este dolor.

Éste doctor, Don Tiempo, parece curandero;
Un chamán haitiano o un brujo hechicero,
Aún así le creo, pues aduce ser muy bueno
Para arrancar de su raíz al mal de amor...

LOS DOS, ¿JUNTOS?

Seré un masoquista más Imaginando tu sonrisa, A mi lado, todo el día.
Aunque esa imagen Se desvanezca, minuto a minuto Y te vea distante en ella…
Incontables momentos juntos, Ausencias compartidas, Agonías tras las puertas
Los dos juntos, sí; A dos mundos de distancia,
Los dos juntos sí, Compartiendo alcoba Con alguien más.
¡Los dos juntos! Sin comienzo ni final, Esperando nomás Otro encuentro, ¡Nada más!

EL PUTO PUNTO...

¿Un punto? Haber, explícame: ¿Por qué un puto punto? Y no una oración.
O una mísera palabra. Un escueto saludo, Una sonrisa llana; Tu mano sudada.
¿Por qué el punto? ¿Indica, acaso; El principio del final? ¡Nunca entendí! ¡Menos ahora!
Tu manera ecléctica De querer llamar mi atención Al estilo minimal.
El menos es más, En tu mente encajará; En la mía, significa: ¡Vete, no te quiero más!
Así que, respirá profundo Y decímelo de frente: El puto punto NO ES EXCUSA SUFICIENTE.

LOCUTORES DE RADIO.

Imagen
Por la mañana, en las noticias, Otro humano se esfumó Se lo tragó la tierra, O el río lo arrastró.
Al mediodía, la locutora Nos cuenta del ladrón, Que secuestró hace media hora, Un busito; sin razón
A media tarde, las locutoras; Hablan de la goma, O la pelada del día en el salón; ¿Pa qué se arreglan, si no las veo yo?
Anochecer. Eso quiero yo, La radio, la célula cancerígena; Que nos recuerda a diario, Lo peor de mi Nación.
Locutores, por afición; Hablando porquerías, Para los jóvenes sin razón, Convirtiéndolos En IDIOTAS DE calidad para exportación.