Simples y normales.

¡Véanse nomás!
derruyendo el arquetipo 
de lo moralmente permisible
mientras los cimientos de la torre
son incapaces de mantener de pie
los cuentos fantásticos 
que acuñan su confianza.

¡Cómo se deleitan con la ignominia!
Catalogando nuestros cuerpos,
las texturas de nuestros poros,
los iris - geografías de lamentos
y las bocas - puertas al Xibalbá
¡Les rechinan las fauces por devorarnos!

No queda nada después del níveo horizonte,
cuando la luminiscencia nos desnuda
y nuestros pensamientos construyen y deconstruyen lo permitido,


¿Por qué le temen al espejo?


Me vi una mañana,
Mis Yo me sonrieron,
Trazaron mi rumbo
sacándole la tangente a la monocromía
con la paleta de colores,


Aprendí la conjugación del ser
surcando las embestidas de la rabia acumulada
entre oquedades y apariencias.

Decidí hacer de mi existencia
la arqueología de la tolerancia,
la excelsitud de la paciencia,
la arquitectura de la convivencia,
la política de convivir *

Por eso, los cuestiono,
porque la empatía es la asignatura pendiente
de los credos dominicales,


¡Qué aburridos se ven todos siendo 
simples y normales!

Les dejo la cubeta,
los pinceles,
las superficies,
para que tracemos un camino lejos de los manuscritos,
para hacer de éste, un mundo diferente.

Donald Urizar.
25 de junio 2017.

*Colaboración LEEDL.

Comentarios

Entradas populares de este blog

HIMNO NACIONAL DE GUATEMALA MODIFICADO.

ME DUELES, GUATEMALA.

¿Cómo puede salir de la misma fuente, AGUA DULCE Y AGUA SALADA? Preguntas que me hacen por el facebook...